Trillo-Sotoca de Tajo

Ruta Trillo-Sotoca de Tajo imagen track

grafica ruta trillo sotoca

 

El camino de Trillo (SL-4) a Sotoca arranca en la trillana plaza de la Vega, que conserva algunas casonas de piedra del s.XVIII. Seguimos por la calle San Martín, llamada así en recuerdo de San Martín de Finojosa, obispo de Sigüenza y benefactor de los frailes del cercano monasterio de Sta. María de Óvila, a cuya derruida ermita fuera del pueblo conducía este camino, conocido como Camino de la Barca, por llevar hasta la barca necesaria para cruzar el río Tajo y llegar al balneario. Conforme dejamos las últimas casas atrás empiezan a aparecer huertas y zarzales, árboles de ribera mezclados con frutales, como ciruelos, membrilleras, nogueras, manzanos y perales.

A unos 350 metros cruzamos la carretera CM-215 y tomamos el cruce de nuestra izquierda, hacia El Colvillo. Subimos la cuesta, por las falda del cerro de Villavieja, entre abundantes romeros, tomillos, aliagas y otras matas leñosas del monte bajo. Después de casi 800 m, termina la subida y se continúa dejando la puerta del camping a la derecha. Entonces caminamos por una superficie blanquecina, la mayor parte de las veces reseca y cuarteada; se trata de yeso, que antiguamente se extraía y se cocía en hornos de los que aún quedan vestigios. La flora que crece sobre los yesos es de especial interés, ya que se desarrolla sobre suelos inhóspitos para otras plantas, con muchas especies endémicas. Aquí encontramos Thymus lacaitae, Ononis tridentata, Matthiola fruticulosa y Reseda stricta creciendo de manera abuntante.

Una vez terminada la bajada, remontamos la senda paralela al río Tajo durante 1,5 km aproximadamente, hasta llegar a la carretera que lleva hasta el desaparecido monasterio cisterciense de Óvila, de igual manera, río arriba, hasta llegar a la puerta de la finca de Óvila, pasando por la fuente del Piojo. No es posible acceder para visitar los restos que dejaron los americanos ya que se trata de una propiedad privada. Debemos continuar por el camino que va hacia la izquierda, sin desviarnos, para llegar finalmente a Sotoca de Tajo, tras casi 4 km acompañando al curso del arroyo del Estrecho, arropado por montes de quejigo, encina, buje, espinares y sotos con choperas y saucedas, con abundantes carrizos cerca del cauce. La fuente del lavadero de Sotoca es de las que más caudal aporta al arroyo, manando generosa en todas las épocas del año. Poco más de interés queda en Sotoca, casi deshabitada, excepción hecha de su bello entorno, al pie de la serrezuela de Recovanos.

La dificultad es baja y el camino se completa en 3 horas y media aproximadamente, con una longitud de 15 km (ida y vuelta).

 

Ruta S.L 4 Trillo-Sotoca de Tajo GPX y TCX

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by WordPress and NatureFox.