Corylus avellana

DSC_0250

 

Corylus avellana L. / Avellano

-Fam. Betuláceas

 

Arbusto o arbolillo caducifolio, de hasta 8 m de altura, a menudo sin tronco definido, de corteza casi lisa, grisácea o pardo rojiza. Hojas simples, algo ásperas, con nerviación muy marcada y margen doblemente dentado. Las flores aparecen entre enero y marzo, antes de que aparezcan las hojas. Su fruto es la avellana, que madura hacia finales de agosto y en el mes de septiembre.

En el Alto Tajo aparece de manera natural en quejigares húmedos y umbrosos, pies de cantiles y cerca de cursos de agua. En la Alcarria es cultivado en huertas y viñas, a veces se encuentra como subespontáneo en bosques de ribera, sin embargo en ciertos lugares no se puede desechar la posibilidad de su origen autóctono. En la Península Ibérica es más frecuente en la mitad septentrional. Distribución eurosiberiana. Es una especie resistente al frío pero no a la sequía estival. No tiene preferencias por un pH concreto del suelo, aunque es más frecuente sobre calizas.

Su madera es compacta y flexible, de color blanco amarillento. Se ha empleado en ebanistería, marquetería, para hacer cercos de toneles, piezas de carretería, varas, cestos , varillas de radiestesista, etc. Las hojas poseen propiedades astringentes, tónico-venosas, antiedematosas y febrífugas. Las avellanas son muy energéticas y apreciadas en alimentación y por la fauna silvestre.

Los avellanos que producen más frutos son los que reciben mayor insolación durante el periodo vegetativo.

Los ejemplares silvestres de avellano están protegidos en Castilla- La Mancha con la consideración de especie “DE INTERÉS ESPECIAL”.

 

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by WordPress and NatureFox.