G

En esta sección encontrarás artículos relacionados con la toponimia, oficios, vocabulario y construcciones tradicionales del Alto Tajo y La Alcarria.

Algunos términos sólo se usan por estas comarcas, pero otros muchos son compartidos con varias zonas de España o vienen reflejados en el diccionario de la RAE , aunque cada vez son menos utilizados.

 

 

-Gaitero: como gaitero en Guadalajara se conoce al músico popular que toca la gaita o dulzaina acompañado por el tamborilero, aunque en ocasiones tañía un requinto, albogue, flauta travesera o de pico. Animaban las romerías, fiestas patronales, danzas de palos y demás, a veces de una manera semiprofesional. Fueron célebres los gaiteros de Ruguilla, Tordesilos, Labros, Piqueras y Azañón entre otros muchos.

Interpretan jotas, pericones, valses, pollos, pasodobles, habaneras, reboladas, dianas, pasacalles y otros.

Actualmente, cada vez se escuchan más gaitas por los pueblos y ciudades, gracias a la recuperación de festejos tradicionales como romerías, gigantes y cabezudos, rondas, etc.

 

Gaiteros Mirasierra en la Fiesta Ganchera en Poveda de la Sierra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-Galbana: pereza.

-Galiana: a muchas cañadas reales o cordeles se les adjudicaba este nombre, quizás por dirigirse hacia el norte, hacia el país vecino, conocido anteriormente como la Galia.

-Galayo: picacho rocoso y pelado que sobresale en un monte.

-Gamella, gamellón: recipiente hecho de madera, frecuentemente en un tronco ahuecado, para dar de beber o comer a los animales. En otros lugares se llama dornajo. En ocasiones se instala junto a una fuente para recoger su agua, a la manera de abrevadero. Mientras el gamellón permanezca lleno de agua no se pudrirá, resultado de no estar tan expuesto al oxígeno.

-Gancha: azada.

-Ganchero: el durísimo oficio de ganchero consistía en conducir grandes cantidades de troncos de pino (maderadas) ayudándose de la fuerza de la corriente del río, desde la orilla, metidos en el agua hasta la cintura o subidos en los palos flotantes empujando con su herramienta característica, el llamado varagancho, bichero o gancho simplemente, exponiéndose a mil peligros. Esta manera de transportar la madera era la única viable para llevarla donde hiciera falta ya que se carecía de carreteras adecuadas a este fin. Los troncos o vigas bajaban sin ninguna unión entre sí, ya que el caudal de estos ríos no permitía el sistema de atarlos en grupos (almadías o navatas).

La madera era un recurso de primer orden, los pinos (sobre todo el pino negral y el pino albar) de las sierras de Molina y Cuenca proveían fustes de alta calidad y de la longitud adecuada para elaborar toda clase de productos derivados: vigas, muchas para los palacios e iglesias, carpintería en general y barcos.

 

        

 

En marzo los leñadores o hacheros ya habían cortado, descortezado y a veces sacado las caras (labrado para dar la sección cuadrangular a las vigas) a toda la madera necesaria en los pinares y se había bajado por los arrastraderos mediante mulas o bueyes hasta el cauce del Tajo, no sin antes almacenarla en cambras o grandes pilas de madera para que perdiese parte de la humedad. En esa época, todavía con nieve en el monte, comenzando el deshielo, empezaba el viaje de la madera Tajo abajo. “Marzo con sus marzadas se lleva las maderadas“.

Los gancheros se organizaban en tres compañías: la delantera o de la broza, que iba haciendo los “adobos” (presas hechas con troncos, sin utilizar clavos ni cuerdas, auténticas obras de ingeniería) para recrecer en algunas partes el cauce del río, represándolo, y a la vez eliminando obstáculos como la espesa vegetación; la del centro que se encargaba de hacer pasar la maderada limpiamente, evitando atascos y daños en la madera; y por último la de la zaga, que desmontaba los adobos y recogía los palos que pudieran haberse perdido o atascado. Los adobos podían consistir en “golletes” o “tijeras”, que eran maderos dispuestos de manera que cerrasen el paso al río, menos en un punto por donde se encauzaba el agua con más fuerza, “tablás”, formando un empalizada forrada de broza para recrecer el río o “zarzos” para salvar el desnivel de presas o saltos de agua mediante troncos unidos formando una rampa.

A su vez las compañías se dividían en cuadrillas cada una con su capataz o mayoral, y al mando de todos el maestre de río. A los gancheros les seguían los roperos, rancheros (generalmente niños de corta edad), arrieros, broceros y arrastradores para solventar en lo posible cualquier necesidad. Solían vestirse con unos zaragüelles, camisa o blusa, faja, alpargatas de suela de esparto o cáñamo en los pies y en la cabeza gorras, pañuelos, boinas o sombreros para resguardarse de la lluvia y el sol. Dormían en las orillas del río, resguardados en cuevas, bajo peñas o canchos en un lecho de bujes o bálago. Para desayunar tomaban gachas de harina de almorta, comían un rancho de judías, garbanzos, lentejas o patatas y casi no cataban la carne, sólo los más habilidosos, que se las apañaban para coger alguna trucha o conejo. La comida la llevaban los rancherillos desde las cocinas donde se guisaba hasta las cuadrillas en un burro. También tenían una tienda donde adquirían algunos productos a cuenta. De cuando en cuando les llegaban cartas de los seres queridos, hatos con ropa limpia y otras cosas de su parte.

El destino de los troncos de pino solía ser Aranjuez, donde llegaban en los meses de más calor después de un viaje que solía durar entre ochenta y cien días, aunque allí donde existiese un aserradero cerca del Tajo también se aprovechaba la madera, como sucedía en Trillo. En cada maderada, dependiendo de su volumen, podían trabajar hasta 1000 hombres.

Muchos de estos madereros especializados eran de Chelva (Valencia), Priego (Cuenca), y otros pueblos del Alto Tajo y la Serranía de Cuenca. Esta práctica se llevó a cabo desde la época islámica, de manera documentada desde el s.XII, en el Tajo por lo menos desde el s. XVI. En otros lugares de la Península Ibérica como en Jaén, Lérida, Aragón, Murcia y Valencia también existieron los gancheros.

En el Tajo la última maderada importante se fletó en 1936, pudriéndose la madera dentro del río como consecuencia de la guerra. Más tarde, hasta los años 60 todavía se hacía algún pequeño transporte entre zonas próximas.

José Luis Sampedro inmortalizó a estos hombres en su novela “El río que nos lleva”, editada en 1961. Antonio del Real hizo la versión para el cine en 1988, contando como actores con Alfredo Landa, Juanjo Artero, Fernado Fernán Gómez, Tony Peck, Santiago Ramos, Eulalia Ramón, Mario Pardo, Antonio Gamero y Concha Cuetos. La música la compuso Lluis Llach y Carles Cases.

Maderada. Bosques de Cuenca: https://www.youtube.com/watch?v=ud6PIxLGVxY

El río que nos lleva: https://www.youtube.com/watch?v=ABnPg_1CIaY

 

-Garganchón: garganta, cuello.

-Gollizno: hoz, desfiladero.

-Goteal: rezumadero, surgencia por la que escurre el agua desde unas peñas.

-Granza: desperdicio que queda al trillar y aventar el cereal o legumbres, son el salvado y la paja picadas.

-Greda: tierra margosa con la que se lavaban los utensilios de cocina antiguamente. A falta de detergentes, se usaba esta tierra como desengrasante, frotándola sobre los cacharros, con el mismo efecto que tiene el blanco de España, por ejemplo.

-Guacho: término utilizado por los pastores de manera despectiva para referirse a los labradores.2 chico, niño.

-Güeña: embutido consistente en una tripa fina que puede ser de cordero, rellena del bazo, carrilleras, morros, lengua y asaduras del cochino cocidas y condimentadas a la manera del chorizo. Debe consumirse pronto, ya que no se conserva tanto tiempo como otros embutidos. Es parecida al sabadiego asturiano y al chorizo de sábado o sabadeño de Castilla La Vieja, pero no está ahumada sino que simplemente se deja secar ya que el clima lo permite. Se conoce en Aragón, Soria, Cuenca y Guadalajara.

-Gumias: tragón, hambrón, glotón.

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by WordPress and NatureFox.