D

En esta sección encontrarás artículos relacionados con la toponimia, oficios, vocabulario y construcciones tradicionales del Alto Tajo y La Alcarria.

Algunos términos sólo se usan por estas comarcas, pero otros muchos son compartidos con varias zonas de España o vienen reflejados en el diccionario de la RAE , aunque cada vez son menos utilizados.

 

-Dalla: guadaña.

-Dehesa boyal: propiedad del común o el concejo, es decir del conjunto de los vecinos de una población, usada generalmente como dehesa para pasto del ganado de labor, como los bueyes (de ahí su nombre). Las dehesas boyales suelen ser de quejigos o melojos, pudiendo incluir otros árboles como  carrascas, sabinas, fresnos, chopos y demás. En ocasiones conservan buenos ejemplares de estos árboles, que han llegado hasta nosotros debido al uso y propiedad de estas dehesas.

-Desamplonar: esparcir o apartar los vástagos de la vid o de otra planta, cuando están muy juntos.

-Ducado, Sierra del: este topónimo hace referencia a la comarca perteneciente al Ducado de Medinaceli desde su fundación en el s.XIV y adquisiciones posteriores de estos nobles. Hasta el s. XV fue llamada “Sierra Alta”. En esta zona las bandas de moros aguantaron algunos decenios más contra las milicias concejiles de Atienza y Medinaceli, las mesnadas episcopal de Sigüenza y señorial de Molina, después de conquistada Sigüenza (1124), enriscándose aprovechando el accidentado terreno.

Sus límites quedan de la siguiente manera: al oeste linda con La Alcarria Alta, al norte con la Tierra de Medinaceli, al este con el Señorío de Molina y al sur con la comarca que antiguamente fue de Cuenca y que agrupa a los pueblos al sur del río Tajo, desde Arbeteta a Zaorejas.

Gran parte de su territorio está cubierta de pinares de pino rodeno o resinero (Pinus pinaster) mezclado con marojos (Quercus pyrenaica), quejigos (Quercus faginea) y las muy abundantes estepas (Cistus laurifolius), debido a que es zona de rodenos (areniscas rojas del Triásico formadas por limos y arcillas ricas en hierro y magnesio), con algo de cuarcitas y pizarras. En las zonas calizas del oeste dominan las sabinas, el pino negral, las carrascas y el quejigo.

El relieve no consta de grandes desniveles, pero la altitud media debe rondar los 1100 m. Uno de los puntos culminantes es el Cerro del Guijo en Anquela del Ducado, con 1400 m sobre el nivel del mar. Los ríos principales y que a la vez enmarcan esta sierra son el Tajo y el Tajuña. Sus tributarios más importantes son el Ablanquejo, Linares y Salado, que vierten al Tajo, pero son de escaso caudal y suelen acusar el estiaje. Por la vertiente del río Tajuña, este no recibe grandes aportes, solamente pequeños arroyos.

Es una comarca tradicionalmente muy ganadera, como atestiguan los numerosos restos de tinadas (o tainas), corrales, chozones, cerradas, apriscos y parideras esparcidos por sus campos y montes, alguno de ellos todavía en uso. Otras actividades importantes han sido las relacionadas con el sector forestal, como el oficio de resinero.

Las poblaciones son de pequeño tamaño, algunas deshabitadas. Pertenecen a esta sierra Abánades, Esplegares, Sacecorbo, La Loma, Riba de Saelices, Saelices de la Sal, Torrecuadradilla, Oter, Canredondo, Esplegares, Canales del Ducado, Sotodosos, Padilla del Ducado, Villarejo de Medina, Sta. María del Espino (Rata), Ribarredonda, Ablanque,  Huertahernando, Mazarete y Anquela del Ducado.

Fue presa de un pavoroso incendio en el año 2005, que destruyó gran parte de su riqueza natural y se llevó por delante la vida de once de personas que participaban en las labores de extinción, provocado por unos domingueros insensatos que pretendían hacer una barbacoa.

 

-Dula: conjunto del ganado (frecuentemente cabras, mulas o caballos) que poseían los vecinos de un pueblo y eran recogidos por una persona todas las mañanas tras el toque de un cuerno, para llevarlas a pastar a un terreno comunal, regresando al anochecer para que fueran encerradas por sus propietarios. 2 Cada una de las porciones del terreno comunal, donde por turno pacen los ganados de los vecinos de un pueblo. En ambas acepciones la palabra tiene un origen árabe (dawla), que en este idioma significa turno.

-Dulero: persona que se ocupaba de la dula. El cargo podía seguir un turno, rotando entre los vecinos dueños del ganado, o bien correspondía a una persona pagada por hacer este trabajo.

-Duz: dulce.

 

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by WordPress and NatureFox.